Victor Manuelle 'Que Suenen Los Tambores' Tour 2015 

El salsero se presentó en la Isla como parte de la gira “Que suenen los tambores".

MEGA LLENO

Luego de más de una docena de presentaciones fuera del país como parte de la gira “Que suenen los tambores”, el cantante Víctor Manuelle había prometido presentar este sábado un concierto especial en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, de San Juan.

Su intención era- según dijo- complacer a sus fanáticos con una velada singular. Pues el salsero logró su cometido con una velada en la que ofreció un puñado de éxitos, sazonado con un montaje de producción muy cuidado.

 

Víctor Manuelle comenzó su presentación cerca de las 10:00 p.m. con una pegajosa introducción musical del éxito “Ella lo que quiere es salsa”, que fue bien recibida por el público. El número provocó que parejas se animaran a bailar en la parte trasera del área de arena, comportamiento que continuó con el resto de las canciones como “Si tú me besas” y “Agua bendita”, entre otras.

 

Además de bailar, los presentes también corearon junto al artista isabelino éxitos como “Dile a ella”, “Tú volverás”, “Pero dile”, “He tratado” y “Tengo ganas”.

 

El artista, que explotó en varios momentos la atracción que ejerce entre las féminas, igualmente interactuó con el público en varios momentos de la velada. En uno de ellos, aprovechó para agradecerle a los presentes su respaldo en estos 22 años de carrera.

“Un fuerte aplauso, Puerto Rico, vieneee. Muchas gracias. Es un privilegio que después de 22 años de carrera, ustedes me continúen soportando y apoyando”, dijo Víctor Manuelle en sus primeras declaraciones durante el concierto, para luego proceder a quitarse la chaqueta negra que tenía, lo que provocó gritos de sus fanáticas.

 

Asimismo, en otra parte del concierto le recordó a los presentes la grandeza de este país, utilizando como ejemplo a deportistas como el expelotero Juan “Igor” González y el campocorto de los Astros de Houston, Carlos Correa, quienes se encontraban allí. También se valió de un vídeo en el que aparecieron otras glorias deportivas como los baloncelistas Carlos Arroyo y Carla Cortijo, la tenismesista Adriana Díaz y el querendón de Puerto Rico, Tito Trinidad, ante cuya imagen rápidamente se oyeron gritos y aplausos. Asimismo, mostró partes del inolvidable triunfo de Puerto Rico ante el equipo de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, donde –precisamente- Arroyo mostró con orgullo el nombre de Puerto Rico en su camisa.

 

“Nosotros estamos atravesado una crisis mediática y de autoestima. Nosotros tantas cosas de las cuales sentirnos orgullosos. Somos excepcionales, y nos hemos levantado en otras ocasiones”, acotó Víctor Manuelle.

 

Acto seguido, subió a tarima el renombrado cuatrista puertorriqueño Christian Nieves para tocar la “Borinqueña”, además de Andrés Jiménez “El Jíbaro”, con quien Víctor Manuelle entonó “Puerto Rico 2006”. 

 

El salsero –además- compartió la tarima con Raquel Sofía, con quien cantó el éxito “No quería engañarte” y el clásico “Para decir adiós”, que fue recibida con un fuerte aplauso por los fanáticos.

 

De hecho, la cantautora mayagüezana abrió velada cerca de las 9:00 p.m. con los números “Lo que te di”, “Sí”, “Te amo, idiota” y “Agridulce”, de su primera producción “Te quiero los domingos”. Luego le siguió La Tribu de Abrante, que calentó el ambiente con su fusión de bomba y plena con ritmos modernos.

 

Víctor Manuelle  introdujo elementos graciosos durante su presentación con vídeos de la personalidad de la redes sociales Aless Gibaja, quien envió “kisses”, y el locutor Jorge Pabón “El Molusco”, quien lo urgió a cantar canciones de despecho en lugar de canciones rositas.

 

Igualmente, el artista lloró sobre el escenario cuando al casi terminar la canción “Algo le pasa a mi héroe, vio que le llevaron a su padre hasta el escenario. El hombre, que está en silla de ruedas, es paciente de Alzheimer y fue la persona que inspiró esta canción. 

“Este es mi héroe”, dijo  ahogado en llanto mientras le daba un prolongado abrazo.

 

La presentación concluyó pasadas las 12:00 de la medianoche con un potpurrí de “Carnaval” y “Sal a bailar” y “Que suenen los tambores”. En total, entonó 19 canciones. 

 

Tal y como prometió durante la promoción de su concierto en la Isla, el artista ofreció un espectáculo en el que todos los detalles de la producción fueron cuidados. El escogido de las canciones, el sonido, el coro, la orquesta, la iluminación y la utilización de las pantallas fueron efectivos y redondearon la propuesta.

 

El concierto no se vendió en su totalidad, según supo este medio. Ante este escenario, la producción optó por bajar al área de arena a las personas que habían comprado boletos en el piso superior, que fue tapado con una cortina negra. No empece este movimiento, siempre quedaron espacios vacíos en las áreas de palco.

 

 

RESEÑA SUMINISTRADA :INTERNET.

FotoPeriodista